HARRYFICS

Escribe y lee los mejores fanfics de Harry Potter y otras historias relacionadas con el mundo fantástico. Atrévete a superar cada una de las pruebas que podrán convertirte en un auténtico en un Gryffindor, Slytherin, Hufflepuff o Ravenclaw. ¡Entra ya!
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Pasión *Dramione*

Ir abajo 
AutorMensaje
Nikky



Mensajes : 2
Fecha de inscripción : 15/01/2009

MensajeTema: Pasión *Dramione*   Vie Ene 16, 2009 8:27 am

Vale, este lo escribí hace poco, era un reto xDD
pero no se me da bien escribir Dramiones =/
asi que solo me salió esto xDD
ojala les guste (:

Y allí iba una vez más, no podía entender que cosa le pasaba, ¿Como había llegado hasta ese punto? La atracción física es fuerte, se dijo. Sus intentos de auto convencerse nunca servían demasiado.
Por que le era imposible resistirse a ella, su cuerpo, sus caricias, sus besos… Todo en ella era mágico, especial, adorable…
La miró desde el otro lado de la pista. Sonreía a sus acompañantes mientras el apestoso Weasley se pavoneaba junto a ella. De verdad era increíble lo estupido que resultaba ese Weasley en especial, era patético e idiota.
Lo maldijo en silencio mientras intentaba concentrarse en la charla que mantenían sus socios a su alrededor.
-¿No te parece que sería estupendo derrotarlo?-Preguntó uno de los señores allí presentes.
-Sería fantástico-Respondió mirando especialmente a cierto Weasley.
Una vez más la miraba, mientras caminaba y el idota Weasley la tomaba de la cintura. Su preciosa cintura, delicada y escultural, morena y suave. La quería allí y ahora.
Pero debía esperar pacientemente. ¿Como un Malfoy terminaba por desear a una chica de barrios tan bajos? No lo sabía pero allí estaba él, tan idiota como todos los días, esperando…


La ponía bastante nerviosa que cierto rubio platinado la mirara tan intensamente y descaradamente. ¿Es que no se daba cuenta que estaba siendo evidente?
Por su puesto que nadie se había dado cuenta de que la miraba, pero la tenía nerviosa que descubrieran como le miraba el trasero y sus pechos. Lo maldijo, más tarde cuando lo tuviera cerca le diría unas cuantas cosas.
Miró a su pareja e intento sonreírle de forma coqueta, solo por aparentar. ¿Cómo es que a esas alturas no hubiera terminado su relación con Ronald Weasley? No lo sabía, pero ya se había dado cuenta de que estaba pérdida y alocadamente enamorada un precioso rubio de ojos grises tan fríos como el mármol. Pero los había visto encenderse con tanta facilidad que sencillamente le era imposible contenerse a la hora de besarlo.
-¿No es cierto Hermione?-Preguntó Ron sonriéndole.
-Disculpa tengo que ir al servicio-Atino a decir, se escabullo entre la gente buscando desesperada los baños para damas. Acertó a ir al fondo a la derecha, efectivamente allí estaban, suspirando entro a todo correr.
No estaba tan vacío como esperaba, se fue hasta el fondo del pasillo y entró al último cubículo. Bajo la tapa y revisando si estaba mojado se sentó.
Como odiaba meterse en ese tipo de situaciones. Pensar tanto en él y olvidarse de todo lo demás, exhalo de forma ruidosa. Apoyó los codos sobre sus rodillas tomándose el tiempo suficiente para tranquilizarla. No lo haría aun que el se fuera de la fiesta, la atormentaba cuando estaba solo mirándola a la distancia y la atormentaba con sus pensamientos no tan decorosos.
La había enamorado desde el primer día en que cayeron en el juego del amor/odio. Desde el primer día en que se acostaron, supuestamente por “atracción física”, aquel día fue la condena, semana tras semana se veían a escondidas de los demás. Y aún así nunca termino el noviazgo con Ronald ¿Por qué? Por que le excitaba la sensación que sentía, la de ser descubiertos en cualquier momento. Pero Draco aceptó la situación y nunca rechisto, nunca dijo ni pío. Sonrió como boba al recordar besos ardientes robados en ascensores. Era irónico que dos empresas totalmente rivales tuvieran sus agencias a diez pisos de distancia y que ella, precisamente ella, la chica humilde de poca situación económica pero con un alto coeficiente intelectual, con un título de ingeniería en administraciones de empresas con mención en el comercio. Irónico que ella fuera amante del dueño de la empresa rival de su actual novio.
¿Cómo pudieron conocerse? Por que estudiaron juntos, por que siempre tuvieron la rivalidad y ese juego de amor/odio, que después de años sin verse, cuando en una reunión fueron presentados. Ella buscaba trabajo y él la rechazó olímpicamente, e ella indignada fue y buscó, solo por fastidiarlo, en la empresa rival. Así fue como lograron encontrarse, pero ¿Cómo llegaron a la situación actual? Sonrió como boba nuevamente, menos mal que nadie la veía. Era todo un enredo aquel día, estaban discutiendo por que él estaba presionando para que cierta empresa no se hiciera socio de Ron ¿Porque? Por que a él lo dejaba muy por debajo y ella como siempre, tomándose las cosas muy a pecho fue y lo enfrentó, estaban discutiendo a todo pulmón y luego sacando temas personales y repentinamente se besaron como si fueran imanes, se besaron de forma frenética y sin ningún tipo de escrúpulos hicieron el amor en el despacho, tan ardientes como la discusión que habían mantenido.
Si seguía así se pondría a babear, a veces la pasión que existe entre dos personas, esa pasión que existe con solo verse, puede ser muy poderosa y arrastrarlos por tormentosos caminos, caminos que siempre se cruzan con el amor, más aún si esa pasión nunca acaba.


Draco observó como Hermione se perdía entra la gente, por supuesto, se había puesto nerviosa con sus miradas. Y es que no era para menos, con ese vestido blanco que resaltaba su piel trigueña, era demasiado difícil no mirarla.
Sonrió y siguió conversando con sus socios y sus posibles socios. Como creía Ronald Weasley estaba a punto de firmar un contrato muy importante, tanto que a él lo dejaba bastante por debajo de las empresas nuevas y eso, era demasiado; con letras mayúsculas.
No era tiempo de perderse en pensamientos lujuriosos con cierta castaña de cuerpo irresistible. Intentó con todas sus fuerzas mantenerse acorde a la conversación. Pero Hermione no había vuelto junto a Ron, una idea iluminó sus pensamientos.
Disculpándose se encaminó hacia el fondo, pero dando tantos rodeos para que nadie notará donde se dirigía. No podía llegar y entrar como si fuera su casa, había riesgos de que hubiera alguien más. La puerta del servicio de damas se abrió de repente y él tratando de disimular hizo como que salía del servicio de barones, la puerta se abrió lo suficiente como para notar que en el pasillo frente al espejo no había nadie. Cuando la señora que había salido se perdió entre la multitud entró muy disimuladamente. Caminó a lo largo del pasillo de cubículos frente al ancho espejo y sus lavamanos. Inclinándose levemente, mirando por debajo a ver si había alguien, solo había una chica y era en el último, las pantorrillas la delataban.
Sonrió, amaba los golpes de suerte, sobre todo en situaciones como aquellas.
Golpeó la puerta bruscamente.
-Esta ocupado-Rugió la voz de Hermione desde el otro lado.
Volvió a golpear.
Hermione enojada, odiaba que interrumpieran sus pensamientos, abrió la puerta de forma brusca, suerte que la tipa se alcanzó a correr si no le toca portazo en las narices. Pero cuando se fijó que no era tipa quedó de piedra.
Sus fantasías se cumplían y sus esperanzas se rompían.
-¿Qué haces aquí?-Espetó de forma brusca al hombre que tenía en frente. Su rubio platinado favorito, de musculosos brazos y caderas estrechas.
-Que forma de tratarme Granger-Replicó sonriendo.
-Nos pueden pillar-Chilló la castaña dándose cuenta que estaban en un baño público, corrió hasta la puerta para poder cerrarla pero la puerta era de vaivén.
-No puede ser-Susurró aterrada.
-¿Desde cuando te aterra que nos pillen?-Preguntó Draco divertido-Más bien te excita-Comentó como si nada.
-Shh… No digas estupideces, estamos en un lugar con cientos de personas, por lo menos en otros lados las puertas se cierran con llave-
-Ya…-
-Draco, en serio. Sal-Ordenó con esa voz de mandona.
-No, quiero verte-
-Ya me viste, vete-Espetó comenzando a alterarse.
-No, no Granger. Así no quiero verte-
Hermione se enojó y se acercó a él, casi a diez centímetros de distancia.
-Ahora me viste mejor, vete-Ordeno nuevamente.
-No así…-Explicó. Acortó la distancia y envolvió la cintura de la castaña con sus brazos, la atrajo hacia si y la beso con adorada pasión. Hermione ni siquiera tubo tiempo de protestar cuando la ávida lengua de su fiel amante la estaba invadiendo.
La mano del rubio bajó lentamente hasta acariciar su perfecto trasero, un gemido escapó de los labios de la chica cuando sintió la lengua del chico bajar por su cuello. La sensación eran indescriptibles, las caricias eran demasiado placenteras para decir o hacer otra cosa que disfrutar. Draco la empujó hasta el cubículo y entró junto con ella, con besos y más besos cerro la puerta y la apoyó en ella.
Sus manos jugueteaban por todos partes, descendían y ascendían por sus costados. Hermione no hallaba donde poner sus manos así que optó por enredarlas en los cabellos rubios de su enamorado secreto.
Draco sin más preámbulos posó la mano sobre uno de sus senos en el preciso instante en que la bulla de la fiesta ascendía y luego descendía, su boca se detuvo al escuchar tacones de mujer.
-¿Hermione?-Preguntó la voz de una mujer.
Hermione y Draco se quedaron viendo casi aterrados.
-Es Ginny-Dibujo con sus labios. Draco hizo señas para que digiera algo.
-Ya… Ya voy-Respondió mientras Draco se ponía de rodillas sobre la tapa del inodoro.
-¿Estas bien?-Preguntó de nuevo la voz.
-Si-Respondió con la voz más firme-Dile a los chicos que en unos segundos voy-
-OK-Respondió. Tacones se alejaron la bulla volvió a ascender y luego descender.
Hermione abrió la puerta del cubículo y asomó la cabeza fuera.
-No esta. Última vez que se nos va la mano en algún lugar público-Dijo ahora más relaja e intentando parecer divertida.
-No habrá próxima vez-Respondió Draco serio.
De repente Hermione tuvo miedo, miedo a que se hubiera cansado de ella, de esa situación, que la dejara para siempre. Lo miró y su seriedad seguía intacta.
No, no, ¡no!… Pensaba, esto no podía pasar, no ahora. No cuando estaba tan enamorada.
-¿Qué…Qué quieres decir?-Preguntó temiendo la respuesta, una respuesta que su ser negaba aceptar.
-Quiero que esta situación se acabe-Respondió Draco de forma seca. Se alejó de ella, camino hasta los lavamanos y se apoyó en ellos.
-No entiendo-Volvió a decir Hermione, no conseguía que la voz sonara firme. No podía actuar normal, él no debía enterarse que se había enamorado hace mucho tiempo ya, no podía enterarse nunca de cuanto lo extrañaba por las noches, de cuanto ansiaba algún enfrentamiento entre ellos, algún motivo para ir a su despacho y sonreírle antes de hacer el amor alocadamente.
-Que me canse de la situación actual. No quiero verte más de esta manera-
Este era su final más horrible, pensó Hermione.
Por su parte Draco se divertía aún que se esforzaba por parecer serio. Había notado la tensión en la cara de su amante, en su modo de hablar se notaba el nerviosismo. Uno; o era lo que el creía o; dos no la conocía lo suficiente.
-¿Es esto el final de nuestra “relación”?-Preguntó Hermione, orgullosa de su tono de voz, haciendo comillas con los dedos.
-De la relación actual, si-Volvió a decir Draco, ya no pudo aguantar más, estalló en carcajadas.
-No entiendo…-Dijo la castaña confundida pero luego enojada por que el no paraba de reírse-Draco por favor. Me tengo que ir, explícate-
-Que…Que…-Decía intentando parar de reír, cuando pudo controlarse dijo-Quiero que termines con el idiota de tu novio-
Hermione abrió los ojos como platos, no podía creer que Draco estuviera pidiéndole aquello. No, no, se dijo. Eso no significaba nada, eso no podía significar que…
-No me gusta que juegues así. Te quiero solo para mi-El rubio interrumpió los pensamientos de la joven.
-¿Cómo?-Preguntó confusa.
-Que no quiero que estés más con él. Te quiero para mí-Respondió sonriendo y sus ojos normalmente inexpresivos brillaron de emoción.
-¿Es eso una declaración de amor?-Preguntó con miedo, no quería quedar en ridículo sabía de sobra que los Malfoy jamás tomaban una relación en serio.
-Tómalo como quieras-Respondió pero no la dejó continuar-Eso quiere decir que me da igual lo que quieras, te quiero para mi y para siempre ¿Quieres casarte conmigo?-Preguntó sorprendiéndose hasta el mismo. No podía creer que hubiera dicho aquello y menos así como así.
-O sea que ¿me obligaras si te digo que no?-
-Mas o menos. Sabes que es ilegal obligar a alguien a casarse. Aun que no sería un gran problema para mi. Pero me facilitarías las cosas si aceptas sin obligaciones por que te amo-Dijo sonriendo de oreja a oreja. No era para nada malo pedirle que se casaran, después de todo llevaba mucho tiempo enamorado de ella.
-Yo encantada. Te… te amo Draco y nunca fui lo suficiente valiente para decírtelo-Confesó bajando la mirada-Pero no puedo terminar con Ron y al otro día aparecer casada contigo, no puedo hacerle eso…-
Draco se sorprendió de lo culpable que se sentía Hermione por todo aquello, tan poco era un idiota insensible, pero jamás se paro a pensar en como afectaba a ella todo eso.
-No importa esperar-Suspiró-Esperare lo suficiente para que pase el fin de su relación. Después de todo he esperado, no pasa nada con aguantarme más-Explicó.
Hermione se lanzó a sus brazos llena de alegría, no podía creer que todo eso acababa así. Claro que se sentía culpable, pero eso pasaría después de todo Ron y ella, nunca estuvieron enamorados, hicieron lo que se esperaba de dos personas que congeniaban bien y trabajan juntos.
Sonrió contenta. No podía creerlo, de verdad que no. SU frío rubio le había confesado amor de una manera bastante inusual. Pero estaba segura que el amor que se tenían era intenso, como la pasión que los envolvía a menudo.
-Ahora debes irte para terminar algo, te esperan…-Dijo soltándola y dándole una palmadita en el trasero. Hermione se alejó pero Draco la siguió antes de llegar a la puerta le dijo:-Ni creas que nuestras visitas excitantes se acabaron-
-No esperaba menos-Abrió la puerta y se encaminó buscando a Ron entre la gente, ojala nunca le tomara rencor, lo quería mucho a pesar de todo.
Draco se encontró sonriendo como estupido y es que es imposible evitarlo cuando el amor te es correspondido y sobre todo cuando lo es una castaña tan mandona y sensual.




que tal??? xDD naaa' ahora si no publico nada más xDD


adios (:
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
bigi

avatar

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 17/01/2009
Edad : 55
Localización : CORRIENDO A SEVERUS

MensajeTema: Re: Pasión *Dramione*   Sáb Ene 17, 2009 11:38 pm

I love you I love you me gustó mucho

¿quien puede resistirce a un Malfoy???????????????????

jajjajjaja

besitos bigi
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Pasión *Dramione*
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Flor de la pasión
» Pasión según S. Juan, BACH
» MIENTRAS DUERME LA PASIÓN - Shirlee Busbee
» Busco una buena versión de La Pasión según San Mateo
» LA PASIÓN SEGÚN SAN MATEO BWV 244 DE JOHAN SEBASTIAN BACH, dedicada a Luis Bustillo, “barroquero de pro”.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
HARRYFICS  :: FANFICS DE HARRY POTTER :: MINI FICS (ONE-SHOT)-
Cambiar a: